jueves, 20 de julio de 2017

POEMA PARA ÁNGELES DESNUDOS, FC

POEMA PARA ÁNGELES DESNUDOS

calle abajo tu silueta se dibuja
arropándose en cintas
para aquel quien sepa escucharte
desde tu voz de pájaros

FC, Piel, Arnao, Madrid, 1985, p. 17.
&
Maya Deren

martes, 18 de julio de 2017

[PASÉ LAS HORAS MUERTAS...], Javier Bozalongo

Pasé las horas muertas a la orilla de la vida
tratando de pescar felicidad.


JAVIER BOZALONGO, Prismáticos, Trea, Gijón, 2017, p. 20.
&
Sahar Karami 

lunes, 17 de julio de 2017

[NADA HAY MÁS RECONFORTANTE...], Christian Bobin

Nada hay más reconfortante que apuntar nuestro dedo hacia la belleza descubierta para revelársela a otra persona.

Christian Bobin 
&
Florence Henri

domingo, 16 de julio de 2017

ATRIL, FC

ATRIL

tú me devuelves, verde, a ambos lados
el ventanal despierto, la contraventana abierta
trenzada entre los labios
desdibujada en el vaho, anhelante
la plegaria; y otros fuegos



FC, Piel, Arnao, Madrid, 1985, p. 7.
&
Wynn Bullock

sábado, 15 de julio de 2017

[ANTE LA DELICADEZA DE UNA MARIPOSA...], Christian Bobin

Ante la delicadeza de una mariposa o un pájaro, me siento desvalido como un analfabeto en una inmensa biblioteca. Caminar entre la naturaleza es como pasear por una vasta biblioteca en la que cada libro contuviera solo las palabras que necesitamos.

Christian Bobin
&
Joyce Tenneson

viernes, 14 de julio de 2017

[ESCRIBIR ES...], Enrique García-Máiquez

Escribir es el arduo intento de conservar en el papel el fogonazo de una intuición fugitiva.

Enrique García-Máiquez

LEÓN MOLINA (selección), Verdad y media. Antología de aforismos españoles del siglo XXI (2001-2016), La Isla de Siltolá, Sevilla, 2017, p. 365.
&
Christian Boltanski

miércoles, 12 de julio de 2017

[UN LIBRO CERRADO...], Christian Bobin

Un libro cerrado, lamentablemente no puede hechizarnos. En la naturaleza, la gracia de un camino o un insecto nos asalta. La naturaleza es un libro permanentemente abierto: el viento pasa las páginas. Tal vez la noche sea el momento en el que las palabras se borran.

Christian Bobin 
&
Joyce Tenneson

martes, 11 de julio de 2017

[NI SIQUIERA...], Rafael Barrett


Ni siquiera nos aburrimos despacio.

RAFAEL BARRETT, Reflexiones y epifonemas, Renacimiento, Sevilla, 2014, p. 106.
&
 Simon McCheung

lunes, 10 de julio de 2017

ADIÓS, KAREN, Fani Papageorgiou

ADIÓS, KAREN


Óscar, Yanqui, Eco

Charlie, Alfa, Romeo, India

Yanqui, Alfa

Noviembre, Óscar

Papa, Uniforme, Eco, Delta, Óscar

Sierra, Eco, Golf, Uniforme, India, Romeo

Charlie, Óscar, Noviembre

Eco, Sierra, Tango, Óscar



GOODBYE KAREN

Hotel-Echo-Yankee
Bravo-Alpha-Bravo-Yankee
India
Charlie-Alpha-November-Tango
Delta-Oscar
Tango-Hotel-India-Sierra
Alpha-November-Yankee
Míke-Oscar-Romeo-Echo



FANI PAPAGEORGIOU, Cuando dijiste no, ¿querías decir nunca?, Bartleby, Madrid, 2015, pp. 166-167.
&
Maria Bri-Bein

domingo, 9 de julio de 2017

[EL PORVERNIR ES...], Erika Martínez

El porvernir es es lugar donde se cruzan lo que pensamos, lo que  no sabemos que pensamos y la quiromancia. Adónde iré si le susurro a quien soy que se vaya.

[fragmento]

Erika Martínez, Chocar con algo, Pre-Textos, Valencia, 2017, página74.
&
Phillip Orué

sábado, 8 de julio de 2017

ISLA DE LA GRANDE JATTE, FC

ISLA DE LA GRANDE JATTE

he descubierto
que el viento
no disturbia tu rostro de aceite
tan lleno de aguas y niños
que recíprocos se acarician
sino que lo oxigene
coloreando aún más
tal inexangüe piel


y todavía te preguntas
qué viento en julio

FC, Piel, Arnao, Madrid, 1985, p. 2.
&
Georges Seurat

jueves, 6 de julio de 2017

ALGUIEN BAJO LOS PARPADOS, Cristina Sánchez-Andrade

   «Viajar es una brutalidad» dejó dicho Cesare Pavese. Vivir también puede llegar a ser el peor de los sucesos. Olvido y Bruna no son, por mucho que se empeñen ciertos lectores, Thelma & Louise. Tampoco creo que baste para aproximarse con exactitud a Alguien bajo los párpados decir que es una alocada «road movie». Olvido y Bruna no viajan, comienzan una «expedición», su «expedición», al volante de un viejo Volswagen: un viaje inverso desde Santiago de Compostela hacia el nacimiento del Tambre en noviembre de 1981, cuando la octogenaria Olvido se percata de que ya ha «caminado demasiado tiempo sobre el lecho de la laguna» y exige a su criada Bruna abandonar la casa, incluso tras acabar de haber dejado a remojo las habas para el caldo. 
   Entre las muchas virtudes de Alguien bajo los párpados la crítica señala la perfecta composición de los personajes, en perpetua ebullición a lo largo de la historia. Cristina Sánchez-Andrade consiente que sus caracteres afloren con todas sus aristas, en cocción lenta, una estrategia que remite al mimo con el que Bruna guisará pobres manjares en el pazo al que ha llevado a los señores de Gondollín la Guerra Civil. También es evidente la inteligencia compositiva, que sabe alternar los dos tiempos de la historia, ese presente hipoglucémico, de gaviota y vestido de novia, que les lleva hacia el noroeste por la nacional 634 (tropezando con las más alocadas peripecias llenas de pitidos, volantazos y atropellos) y ese pasado terrible de hedores y tragedias, violaciones y niños que no han nacido muertos —pero que le estorban a la vida mísera del pobre—,  tuberculosis, perturbados, redactores del Estatuto de Autonomía, falangistas, topos y envejecidas monjas. 
   El mayor acierto de Cristina Sánchez-Andrade procede de la maestría con la que va desnudando la impostación y la mentira: ni París es Conxo, ni hay ama de cría que no haya parido antes, ni hay cuento gótico en la sala de las muñecas. Este relato carnavalesco, que zizaguea como el escarabajo que conduce Olvido, entre el esperpento y el realismo mágico, obliga al lector a fijar sus ojos ante esta epifanía sobre el fracaso, la soledad, la mala vida y la buena muerte. Olvido y Bruna no sólo han entretenido su vejez viendo Starsky y Hutch y Los ángeles de Charlie. También han visto en su televisor Arsénico por compasión, (Frank Capra, 1944), por eso el espejo desconchado del enmohecido cuarto les devuelve la imagen de las tías de Mortimer Brewster.
   Tras esos 80 años de vida tan mal vivida, tras esos 68 kilómetros en los también que ha habido tiempo para escuchar en la radio la noticia de la muerte de Don Álvaro Cunqueiro, les espera en Sobrado una sirena de «cabello suelto y ondulante»: esa feliz candela que tanto tiempo ha sido mucho más que Alguien bajo los párpados, porque como dice Gerald Brenan, hay algo aún peor al miedo a morir y es el miedo a no morirse. Claro que entre los muchos zarpazos con los que nos regala la vida, siempre existe ese lúcido desgarro que anima a algunos a perder el miedo al miedo. 

Francisco Rodríguez Coloma

[AMÉ TODAS LAS PÉRDIDAS...], Antonio Gamoneda

Amé todas las pérdidas.

Aún retumba el ruiseñor en el jardín invisible.

ANTONIO GAMONEDA, Libro del frío, Siruela, Madrid, 2009.
&
Dolan Geiman

miércoles, 5 de julio de 2017

[ESCRIBIR DA TANTO MIEDO...], Erika Martínez

Escribir da tanto miedo como hundir el tenedor en algo que te sostiene la mirada. 

[fragmento]

Erika Martínez, Chocar con algo, Pre-Textos, Valencia, 2017, página 17.
&
Chema Madoz

martes, 4 de julio de 2017

[ES TRISTE IGNORAR...], Christian Bobin

Es triste ignorar el nombre de lo que se ama. Se parece a la melancolía pura. Cuando lo sabemos, el nombre acude a posarse con delicadeza en nuestro espíritu como un pájaro en nuestra mano. Nombrar lo que amamos es amarlo aún mejor.

Christian Bobin
&
Christian Schloe

lunes, 3 de julio de 2017

VOLVER A EMPEZAR, Ernesto Ortega

VOLVER A EMPEZAR

   El crujir de las hojas les recuerda lo solos que están. La vegetación se ha ido extendiendo por el asfalto hasta sepultar por completo la Quinta Avenida y el Madison Square Garden. Ahora los animales campan a sus anchas por Central Park, mientras ellos pasean de la mano, completamente desnudos, sin ningún pudor, bajo la sombra de los árboles. Nunca han sido tan felices. Al fondo, como últimos vestigios del pasado, las siluetas de los rascacielos medio derruidos alertan de la historia. Por eso, cuando esa maldita serpiente vuelve aparecer bajo sus pies, ella, sin temor alguno, la coge con sus propias manos y la parte en dos.

Ernesto Ortega
&
William Zorach [1889-1966]
1914, Spring in Central Park, Oil on canvas.



domingo, 2 de julio de 2017

EL SORBO, Manuel Espada

EL SORBO

   El señor del bañador azul a rayas se levanta, se sacude la arena con la toalla y se mete en el mar hasta la cintura con un vaso vacío y la pajita del daiquiri que acaba de apurar. Se agacha hasta rozar el agua con la pajita y sorbe todo el océano hasta dejarlo sin una sola gota. El señor del bañador azul a rayas escupe toda el agua que lleva dentro en su vaso de daiquiri. A través del cristal se aprecia claramente una pareja de ballenas jorobadas que nadan alrededor de la rodaja de limón, varias bancos de atunes chocan contra unos delfines desorientados y tres familias de elefantes marinos salen a la superficie del vaso. Un bañista que lleva puesto un flotador con forma de tortuga intenta aferrarse a un trozo de hielo y un anciano nudista con la piel muy arrugada flota sobre una gotita de ron. El señor del bañador azul a rayas trata de pescar con dos dedos un tiburón blanco que devora una pepita de limón, pero una succión enorme lo introduce en un tubo, pasa a través de unos dientes y aparece sobre una lengua con sabor a tequila y sal.

MANUEL ESPADA, Zoom, Paréntesis, Alcalá de Guadaíra, 2011, p. 146. 
&
Alexander Semenov

sábado, 1 de julio de 2017

AZÚCARES, FC

AZÚCARES

estas gotas de miel
se disuelven en abril
desde tu vientre
como cuando
disfrazado de gorrión blanco
me dispongo a picotear
sobre tu madera y ángel
y a beberlas



FC, Piel, Arnao, Madrid, 1985, p. 41.
&
Bill Brandt

viernes, 30 de junio de 2017

LAS MUSAS, Arantza Portabales

LAS MUSAS


   No había visto llorar a mi madre hasta el día en que mi padre murió. Hay algo antinatural y sobrecogedor en el llanto de una madre. Uno no sabe cómo consolarla.
   Papá murió un lunes de madrugada. Estiró su mano y agarró la de mi madre tan fuerte que le rompió los veintisiete huesos de su mano. Si le preguntas a mi madre cuál es el sonido de la muerte, te dirá que es muy semejante a un estallido de pajas secas. Ella, como pudo, se liberó de la mano inerte de mi padre. Luego se levantó, se aseó y se vistió de luto riguroso. A mi padre lo velaron en la biblioteca, rodeado de toda su obra: doce novelas, un libro de cuentos y tres ensayos.
   Anochecía cuando llegaron ellas. Altas, hermosas y sutilmente transparentes. Así las recuerdo. La mayor de todas se acercó a darnos el pésame. Mamá, que llevaba toda la vida esperando este momento, levantó su mano sana y le dio un bofetón. “Ahora es solo mío”, dijo. Las musas, respetuosas, retrocedieron en silencio. De repente, sus ojos dorados se fijaron unánimemente en mí. Sentí sus voces susurrantes. La menor de todas se me acercó y me miró fijamente a los ojos.

   Fue en ese momento cuando mi madre, totalmente vencida, rompió a llorar.


Arantza Portabales Santomé
&
Lola G. Saavedra 

jueves, 29 de junio de 2017

[EL AMOR ES UN ANIMAL VORAZ...], Cristina Sánchez-Andrade


   El amor es un animal voraz que necesita su alimento diario.

CRISTINA SÁNCHEZ-ANDRADE, Alguien bajo los párpados, Anagrama, Barcelona, 2017, p. 231.
&
Remedios Varo

SOBRE LA IMAGINACIÓN, Haruki Murakami


   Da igual la época, da igual de qué mundo se trate, la imaginación tiene un sentido crucial. Uno de los conceptos opuestos a la imaginación es la eficacia. Lo que expulsó a miles de personas de su tierra natal en Fukushima tiene su origen en esa idea de la eficacia. Atribuir a la energía nuclear en este caso el valor fundamental de la eficacia y convertirla, por tanto, en algo bueno sumado a la ficción del mito de la seguridad fue la operación que terminó por desatar la catástrofe de la que Japón no podrá recuperarse jamás. Se puede decir que fue una derrota de nuestra imaginación, pero aún no es tarde. Como individuos debemos levantar un andamiaje de ideas y pensamientos libres que sirva para oponernos a un sistema de valores nocivo y peligroso basado en conceptos como la rapidez y la eficacia. Nuestra obligación es hacer extensivo ese andamiaje a otras comunidades.
   En cuanto a mi deseo respecto al sistema educativo, no es que enriquezca la imaginación de los niños. No llega a tanto. Los únicos que pueden enriquecer la imaginación de los niños son los propios niños. No tiene que ver con los profesores ni con las instalaciones donde se imparte la enseñanza. Mucho menos con el país, con la provincia, con el municipio o con la orientación que pueda tener la política docente. Tampoco todos los niños poseen una imaginación rica, no nos engañemos. De igual manera que a unos se les da bien correr y a otros no, hay niños imaginativos y otros que no lo son especialmente. Es lógico. Es la sociedad en sí misma. Si determinásemos que los niños deben desarrollar una imaginación rica, si lo convirtiésemos en un objetivo, los efectos, como poco, serían extraños.
   Mi deseo con relación al sistema educativo es sencillo: que no aplaste la imaginación de los niños que la tienen. Eso me parece suficiente. Me gustaría que les dejasen espacio para que sus personalidades encuentren un camino propio, una forma de sobrevivir. De ser así, las escuelas se convertirían en lugares libres y enriquecedores, y, por consiguiente, la sociedad terminaría por transformarse y evolucionar en la misma dirección.

HARUKI MURAKAMI, De qué hablo cuando hablo de escribir, Tusquets, Barcelona, 2017.
& 
Rob Gonsalves

miércoles, 28 de junio de 2017

[LA TENDECIA NATURAL...], Roger Wolfe

La tendencia natural de la mente humana es soltar lastre. Por eso se borran los recuerdos; por eso se acaba contando siempre los secretos.

Roger Wolfe

LEÓN MOLINA (selección), Verdad y media. Antología de aforismos españoles del siglo XXI (2001-2016), La Isla de Siltolá, Sevilla, 2017, p. 205.
&
Lewis Rogers

martes, 27 de junio de 2017

ÓLEO, FC

ÓLEO

apacíguate sobre mí
duérmete con mi nombre
no lo pierdas
como quien pierde un pañuelo

es preciso
que no lo rememores desde lejos
sino desde aquí:
desde el lazo izquierdo de mis brazos



FC, Piel, Arnao, Madrid, 1985, p. 39.
&
Man Ray

lunes, 26 de junio de 2017

TODO ESTÁ EN TU IMGINACIÓN, Miguel Ángel Molina

TODO ESTÁ EN TU IMAGINACIÓN

   «Cariño, antes de que vuelva papá debes recordar que nada de lo que crees haber visto o escuchado es verdad. Aquí no ha pasado nada. Todo está en tu imaginación». Cuando la madre se aleja, convencida de haber dejado cosas claras, el niño se queda apenado pensando en el vecino que acaba de marcharse. Le da miedo pensar qué ha podido hacerle su mamá a ese señor. Cree que no debe ser nada bueno, porque tras marcharse ella acaba de repetirle las mismas palabras que a él le dice su papá cuando cada noche sale de su habitación.


MIGUEL ÁNGEL MOLINA LÓPEZ, 99 por 99. Microrrelatos a medida, Baile del Sol, Tegueste, 2016, p. 39.
&
Gottfried Helnwein

domingo, 25 de junio de 2017

CÓMO PLANCHAR UNA CAMISA, Fani Papageorgiou


CÓMO PLANCHAR UNA CAMISA

Cuello, canesú, puños, mangas, espalda y pecho.
Cuándo aprenderás a ser una buena esposa, le preguntaron.

Tenemos un riñón de más,
un pulmón de más,
dientes de más
pero una sola
forma de ser.


FANI PAPAGEORGIOU, Cuando dijiste no, ¿querías decir nunca?, Bartleby, Madrid, 2015, p. 83.
&
Diller and Scofidio
&
Steven Gordon 

sábado, 24 de junio de 2017

NIÑA DE PLATA, Miguelángel Flores

NIÑA DE PLATA


   El día que la luna entre por tu ventana como si fuera una ola, suponiendo que la sigas dejando abierta aunque no sea verano, tal vez levantes en ese instante la vista de lo que intentas leer, para mirarte en esa otra luna, la de tu armario, eterna orilla a la que llegas buscando, cada vez más a menudo, a aquella niña que soñaba con ser de plata. Y quizá, no digo que no te espante tanto ímpetu y tanta quietud a la vez; o que no intentes saltar cuanto te cojan en medio de sus vaivenes, que no digo eso, que no; sino que, seguramente sin pretenderlo, en un descuido, te abandones, dejes el libro abierto y te vayas con la resaca, convertida de una vez por todas en la sirena que siempre quisiste ser. Entonces, nosotros, desde la orilla negra, lloraremos tu partida.


Miguelángel Flores
&

viernes, 23 de junio de 2017

FIN DE CURSO, Víctor Jiménez

FIN DE CURSO

Se apagaron las aulas, los pasillos,
el griterío en la cafetería,
la lumbre oculta de los cigarrillos...

Se olvidaron los temas de memoria,
la Física, el Inglés, la Geografía...
Historia es ya también la misma Historia.

Y el mes de junio. Y las evaluaciones.
Tan sólo el tiempo sigue cada día
dictando, una por una, sus lecciones.

Víctor Jiménez
&
Jean Prouvé

jueves, 22 de junio de 2017

[SÉ FELIZ...], Omar Jayyam

Sé feliz, pues tu suerte ya cocieron ayer;
de saber tus anhelos, ya se libraron ayer.
Vive feliz, entonces, sin tu destino saber:
voluntad y mañana decidieron ya ayer.

OMAR JAYYAM, Rubayat, DVD, Barcelona, 2007 (2002), p. 123.
[traducción de Nazarín Amirian]
&
Julie Peiffer

miércoles, 21 de junio de 2017

[UNO NO SABE...], Guillermo Puerto


Uno no sabe quién es hasta que deja de serlo.

Guillermo Puerto

JOSÉ RAMÓN GONZÁLEZ, Pensar por lo breve. Aforística española de entresiglos, Trea, Gijón, 2013, p. 127.
&
Stephen Tiernan

martes, 20 de junio de 2017

CLAROSCURO, FC

CLAROSCURO

el encuentro se destrona
de mis manos hacia el palatal abrazo



FC, Piel, Arnao, Madrid, 1985, p. 40.
&
Svetlana Bakushina

lunes, 19 de junio de 2017

[LOS QUE NO NOS QUIEREN...], Ramón Eder

Los que no nos quieren, sin quererlo, nos van perfeccionando.

Ramón Eder

JOSÉ RAMÓN GONZÁLEZ, Pensar por lo breve. Aforística española de entresiglos, Trea, Gijón, 2013, p. 178.
&
George Platt Lynes

domingo, 18 de junio de 2017

[FRASES COMO PÉRTIGAS...], Jordi Doce

   Frases como pértigas,  para saltar por encima de uno mismo.

JORDI DOCE, Perros en la playa, La Oficina, Madrid, 2011, p. 67.
&
Gabriele Maurus

sábado, 17 de junio de 2017

[SOMOS HUMANOS...], Vicente Luis Mora

Somos humanos. Fallamos. Duele. No pasa nada.
Vicente Luis Mora

LEÓN MOLINA (selección), Verdad y media. Antología de aforismos españoles del siglo XXI (2001-2016), La Isla de Siltolá, Sevilla, 2017, p. 309.
&
 Lucian Freud

viernes, 16 de junio de 2017

[EL PASADO ES...], Fani Papageorgiou

El pasado es un lago desaliñado tras una tormenta de verano. Claro en la superficie mas, en lo hondo, turbio y tenebroso.

Para no asustarte, he llamado a las aguas del lago, glaciales y fantasmagóricas, el paso del tiempo.

[fragmento]

FANI PAPAGEORGIOU, Cuando dijiste no, ¿querías decir nunca?, Bartleby, Madrid, 2015, p. 129.
&
Ansel Adams

jueves, 15 de junio de 2017

EN TU VIEJO INSTITUTO, Daniel Cota Lobato

EN TU VIEJO INSTITUTO

A Susana

En este patio, en este estuvo ella.
Aquí guardó sus diecisiete años.
Aquí fue mayo, aquí fue flor. Aquí,
aquí donde los árboles aún beben
las hebras de su pelo.
Aquí empezó a latirle el corazón
con esa música que tiene ahora.
Aquí charló con otras golondrinas,
aquí besó sus huellas el sendero,
aquí lloró una vez.
Y estoy besándola,
besándola en silencio,
la beso desde treinta años más tarde,
aquí donde sintió el temblor aquel.

DANIEL COTTA LOBATO, Como si nada, DKV, Jerez, 2017.
&
Helga McLeod

miércoles, 14 de junio de 2017

ROTACIÓN, Carla Badillo Coronado

ROTACIÓN

Me aturde el sinnúmero de seres
que pasan por este mundo
sin ninguna importancia
Son pocos / poquísimos /
los que brillan con su propia luz
La mayoría son satélites
de un sol de plástico.

Carla Badillo Coronado
&
Sally Mann

martes, 13 de junio de 2017

[DETRÁS...], Erika Martínez

Detrás de cada conclusión hay algo roto.

Erika Martínez

LEÓN MOLINA (selección), Verdad y media. Antología de aforismos españoles del siglo XXI (2001-2016), La Isla de Siltolá, Sevilla, 2017, p. 317. 
&
Matthew Veloudos

lunes, 12 de junio de 2017

NOSOTROS Y LOS DINOSAURIOS

NOSOTROS Y LOS DINOSAURIOS

En Rapid City, South Dakota, mi madre me daba cubitos de hielo envueltos en servilletas para que los chupase. Estaban saliéndome los dientes y el hielo me insensibilizaba las encías.

Aquella noche atravesamos los Badlands. Yo viajaba en la bandeja que hay detrás del asiento trasero del Plymouth, mirando las estrellas. El cristal estaba helado al tacto.

Nos detuvimos en la pradera, en un lugar donde había un círculo de enormes dinosaurios de yeso blanco. No era un pueblo. Simplemente los dinosaurios iluminados desde el suelo por unos focos.

Mi madre me llevó a dar una vuelta abrigado bajo una manta parda del ejército. Tarareaba una canción lenta. Creo que era “Peg a´My Heart”. La tarareaba bajito, para sí misma. Como si sus pensamientos estuvieran muy lejos de allí.

Serpenteamos lentamente por entre los dinosaurios. Por entre sus patas. Bajo sus tripas. Describimos círculos en torno al Brontosauro. Miramos desde abajo los dientes del Tyranosaurus Rex. Todos tenían unas lucecitas azules a modo de ojos.

No había nadie. Sólo nosotros y los dinosaurios.

SAM SHEPARD, Crónicas de motel, Anagrama, Barcelona, 1983.
&
Barry Cawston 

domingo, 11 de junio de 2017

[¿BURLA O CONSUELO?...], Francisco Rodríguez & Xaime García Fernández

 

¿Burla o consuelo?

Las nubes juguetean con la frondosidad del árbol.

Francisco Rodríguez
&
Xaime García Fernández


sábado, 10 de junio de 2017

[ME ACUERDO...], Patricia Esteban Erlés

Me acuerdo de la primera vez que pedí un bitter solo porque me encantaba que tuviera un sabor tan rojo.
Me acuerdo del vestido de fresas azules de mi vecina. La hubiera matado para quitárselo y solo tenía diez años.
Me acuerdo de que enfrente de casa había una fábrica de lápidas y dos hermosos setters que tomaban el sol en la entrada, como dos leones de ciudad.
Me acuerdo de que siempre pensé que la hermana Mercedes era un hombre. Lo sigo pensando.
Me acuerdo de que jugaba a tener un caballo imaginario que venía a buscarme al colegio y me esperaba en el patio. No recuerdo cuándo dejó de hacerlo.
Me acuerdo de que pensaba que era mentira que el tiempo pasaba.
Me acuerdo de que un autobús atropelló a una niña que vivía en nuestra calle. La muerte la convirtió en una pequeña celebridad local.
Me acuerdo de cuántas cosas podías comprar con diez duros los sábados por la tarde.
Me acuerdo de la matrícula 59360 y de Linda, de Miguel Bosé.
Me acuerdo de que lloraba cuando me mandaban a la cama porque iba a empezar Mis terrores favoritos.
Me acuerdo de todos los libros peligrosos que leí sin que nadie se diera cuenta.

Patricia Esteban Erlés
&
Marangolo

viernes, 9 de junio de 2017

[EL SILENCIO...], Carmen Camacho

   El silencio tiene al fondo un cuartillo de objetos perdidos.
Carmen Camacho

LEÓN MOLINA (selección), Verdad y media. Antología de aforismos españoles del siglo XXI (2001-2016), La Isla de Siltolá, Sevilla, 2017, p. 87. 
&
Fabio Py

jueves, 8 de junio de 2017

[LA POESÍA ES EL SUEÑO DEL LENGUAJE...], Ernesto Hernández Busto


   La poesía es el sueño del lenguaje: a la vez dentro y fuera de él, delimitando ese doble lugar de exasperada pesadilla y conjuro. Dominio de fantasmas aterradores y fuerza apaciguadora, salvífica.


ERNESTO HERNÁNDEZ BUSTO, La ruta natural, Vaso Roto, Madrid, 2015, p. 176.
&
Eugene Robert Richee

miércoles, 7 de junio de 2017

MONOPOLY, Fani Papageorgiou


MONOPOLY


No vendas los ferrocarriles
le avisó su abuelo.
Él era el coche de carreras,
su hermano era el zapato
y ella era el dedal.

El olor a gachas y antiséptico de la cocina.
Te preguntas qué hay en el mundo
que merezca tu lealtad, Karen.
¿No ves que tengo la boca llena de tarta?

Te digo algo
si me prometes que no te enfadas...
Has de tener bien claro qué es lo más adecuado.
Los hechos no son más que sombras chinescas en la pared.

Huele. a mineral quemado.
Son tan fuertes como el té chino mas
te llenarán de plata y oro los zapatos.


FANI PAPAGEORGIOU, Cuando dijiste no, ¿querías decir nunca?, Bartleby, Madrid, 2015, p. 73.
&
Alexey Bednij

martes, 6 de junio de 2017

[NO ES DIFÍCIL ESCUCHAR...], Manuel Villena


 

   No es difícil escuchar la voz del que llama, acercar el ojo a la mirilla y desechar abrir la puerta, porque, al otro lado, está un vendedor de pólizas de seguros o el vecino incómodo al que nos hemos cansado de prestar sal y consuelo.
   A ella no le importan las cautelas, no la detienen los cerrojos de doble paso. La Desgracia se cuela por cualquier intersticio de nuestra vida, se aposenta en el sillón orejero, nos despoja de nuestras zapatillas de franela y pronto coge el mando para sustituir en la pantalla esa serie noña, que tan bien nos adormecía, por un wagner espasmódico. Le divierte nuestra cara de pánico; dedica a nuestra consternación perpleja sus mejores muecas de escarnio, sus pucheritos burlescos y los volantines con los que, involuntariamente, tirará sobre la alfombra el cuenco de las patatas fritas.
   En esos momentos en los que la Desgracia nos disloca, qué tentador decirnos al oído, como quien ahueca la almohada a un padre enfermo: este duelo, este desgarro, este cáncer, este abandono, esta condena, este zarpazo al que nadie había invitado, es un paréntesis.
   Nosotros, que siempre hemos sabido que la vida, en sí, sólo es paréntesis.


Manuel Villena
&
Tamorah Thomas

lunes, 5 de junio de 2017

[EL FRACASO ES...], Raquel Vázquez

   El fracaso es una unidad de tiempo.

Raquel Vázquez

MANUEL NEILA, Bajo el signo de Atenea. Diez aforistas de hoy, Renacimiento, Sevilla, 2017, 224.
&
Beat Küng

domingo, 4 de junio de 2017

REDUCCIÓN, Fani Papageorgiou

REDUCCIÓN

En química sucede
cuando una sustancia pierde oxígeno.
En cualquier otra circunstancia
se da cuando algo disminuye en tamaño
y en cantidad.

Al amor se le aplican las dos.


FANI PAPAGEORGIOU, Cuando dijiste no, ¿querías decir nunca?, Bartleby, Madrid, 2015, p. 47.
&
Edward Steichen

sábado, 3 de junio de 2017

CON EFÍMERA TRISTEZA, Manuel Villena

He estado a punto de pisarla. Un destello mate me ha animado a detenerme en la orilla del camino, a encontrarme con su frágil cuerpo abatido. Deposito a la mariposa en mi mano para poder acercar a mi ojo toda su belleza inmóvil. Sin saber por qué, la he lanzado con fuerza hacia el bosque. Su torpe aleteo retrasa su agónica caída. Ahora no puedo ya verla entre la maraña de helechos jóvenes.

Prolongo mi paseo con efímera tristeza, como harán, a mi muerte, mis venideros.

Manuel Villena
&
Peter Bainbridge

viernes, 2 de junio de 2017

[¿DE QUÉ SIRVE UN PARAGUAS...], Javier Bozalongo

¿De qué sirve un paraguas cuando llueve por dentro?


JAVIER BOZALONGO, Prismáticos, Trea, Gijón, 2017, p. 18.
&
Banksy

jueves, 1 de junio de 2017

UN SUEÑO, Jorge Luis Borges

UN SUEÑO

   En un desierto lugar del Irán hay una no muy alta torre de piedra, sin puerta ni ventana. En la única habitación (cuyo piso es de tierra y que tiene la forma del círculo) hay una mesa de madera y un banco. En esa celda circular, un hombre que se parece a mí escribe en caracteres que no comprendo un largo poema sobre un hombre que en otra celda circular escribe un poema sobre un hombre que en otra celda circular… El proceso no tiene fin y nadie podrá leer lo que los prisioneros escriben.

JORGE LUIS BORGES, La cifra, Alianza Editorial, Madrid, 1990.
&
Esteban Pena-Parga